El esquí: un deporte saludable, pero no exento de lesiones

Con el frío de verdad llega la nieve. Y con la nieve, a muchos les vienen las ganas de ir a esquiar el fin de semana.

El esquí es un deporte saludable, pero exigente. Además, se practica a altitud (con su correspondiente efecto sobre la presión sanguínea), a temperaturas bajas y en terrenos irregulares y duros.

Si no somos expertos debemos tenerle respeto, tomarnos la práctica en serio y valorar algunas cosas antes de iniciarnos en este deporte: las estadísticas dicen que el 55% de las lesiones en este deporte (fuente: diariosanitario.com) se producen durante los primeros 7 días de aprendizaje. Además, los hombres sufren lesiones graves de cervicales; en el caso de las mujeres, hay más fracturas de rodilla y rotura de ligamentos laterales internos, cruzados anteriores y menisco. Un tercio de las lesiones se producen en esta articulación. También los que practican “snowboard” o disfrutan de la nieve en trineo pueden tener lesiones serias debido a la velocidad.

Así pues, si no sois habituales del esquí y este año váis a practicarlo por primera vez, debéis tener en cuenta estas recomendaciones:

  • Utilitzeu material adient i equipeu-vos amb antelació. Aconseguiu un bon casc per evitar lesions de més gravetat al cap en cas de caiguda.
  • Per l’esquí cal una bona preparació tècnica i física. Per a les primeres sessions, és millor seguir les indicacions d’un monitor.
  • Fem petits descansos sempre que notem sobrecàrregues a la musculatura o cansament excessiu.
  • Tinguem presents els nostres límits, tant en l’aspecte de la prudència (sobretot si no som experts esquiadors), com en l’aspecte físic.
  • Debéis usar material adecuado y equiparos con antelación. Es 100% recomendable conseguir un buen casco para evitar lesiones de mayor gravedad en la cabeza en caso de caída.
  • Para practicar esquí hay una buena preparación técnica y física. Durante las primeras sesiones, es mejor seguir las indicaciones de un monitor.
  • Es recomendable hacer pequeños descansos siempre que notemos sobrecarga en la musculatura o cansancio excesivo.
  • Tengamos presentes nuestros límites, tanto en el aspecto de la prudencia (sobre todo si no somos expertos esquiadores), como en el aspecto físico.

En caso de caída o lesión en el hombro, la conocida lesión del “pulgar del esquiador” (rotura de un ligamento de la base del dedo pulgar debida a una caída con el bastón en la mano) o cualquier otra molestia, recordad que los profesionales de la Fisioterapia os ayudaremos a tener una buena recuperación: disfrutar del esquí lo dejamos todo para vosotros.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

He leído y acepto el Aviso Legal